RTVE: AUMENTAN QUEJAS Y DENUNCIAS

Comparte!

Nuevamente me piden que de difusión a las quejas y denuncias de la actual situación que están viviendo en la Corporación RTVE.

Lo más penoso de todo ello, es que las protestas están motivadas por las ganas que una buena parte de los que allí trabajan tienen precisamente de eso: TRABAJAR.  Pero desde los estamentos pertinentes ( o no pertinentes, es decir, “impertinentes”) siguen pensando que la RTVE es un medio al servicio de los intereses de quien manda en cada momento. Es una lacra de la que es difícil librarse. Solo los más antiguos recordamos una auténtica etapa de libertad para hacer y deshacer con criterios puramente profesionales y no partidistas ni gubernamentales: la etapa en que U.C.D. estuvo en el gobierno. A pesar de que nunca tuvieron muchos de nuestros votos,  al César lo que es del César. Yo y muchos como yo, trabajamos en libertad en aquella época. Quizás por eso, actualmente solo pudieron encontrar un hombre revestido de honestidad en un viejo militante de aquel partido. Sí, me refiero a Alberto Oliart, actualPresidente de la Corporación RTVE. Hombre al que se le han debido olvidar aquellos modos de hacer (lo primero que ha hecho ha sido colocar a un familiar en un puesto muy preponderante que depende directamente de él).

Bien, aquí va la transcripción que me han enviado con ruego de publicación. Hablan y denuncian los trabajadores. Así:

“Lo que el Gobierno oculta sobre la “nueva” Televisión Española”

17 Febrero 2010 – 13:31

Por Acceso Restringido

 Lo que está ocurriendo en la televisión pública empieza a tomar un cariz serio y preocupante. Como es sabido, el pasado 1 de enero se estrenó la nueva televisión pública sin publicidad. En paralelo, y como hemos venido denunciando en este blog desde su nacimiento, una productora -Mediapro- se iba beneficiando de las diferentes medidas tomadas por el Gobierno socialista, bien a través de TVE, bien a través de medidas legislativas que afectaban al sector y que iban encaminadas a sacarle del atolladero económico en el que se encuentra.

La realidad es que el Gobierno se ha granjeado en tiempo récord un grupo de comunicación afín en torno al hólding Imagina (en el que se encuentra Mediapro y que ahora ultima un acuerdo para integrarse con Antena 3). A la par, no ha descuidado sus relaciones con el grupo alternativo de comunicación nacido de la fusión Telecinco-Cuatro. Se puede afirmar que el Gobierno ha movido ficha para salvar la cuenta de resultados de los dos grupos mediáticos nacidos tras las fusiones y prepararlos convenientemente con vistas a las elecciones generales.

La de TVE es una “partida” más puesta a disposición, en este caso, de Jaume Roures. El resumen de los movimientos gubernamentales en favor de Mediapro es enorme y, desde luego, resulta a todas luces bochornoso:

Paradójicamente, el gran beneficiado de todas estas medidas y movimientos se permite el lujo de vaticinar la caída de TVE en términos de audiencia y de solvencia económica, y se frota las manos con un escenario en el que sabe que accederá a una mayor porción de tarta publicitaria (a través de La Sexta y en el marco de su fusión con Antena 3) y en el que podrá implantar su plataforma de TDT de pago con la connivencia del Gobierno, de Antena 3, de Vocento y de Unidad Editorial, todos los cuales parece que cederán sus canales de pago a Roures para montar su negocio de pago al estilo Digital+ pero vía TDT. Lamentable.

Estamos, sin duda, ante el peor momento en el ámbito audiovisual de toda la democracia. El Gobierno, cuando tecnológicamente era posible contar con una oferta plural de televisiones, ha fomentando la concentración, dando lugar a un duopolio (Antena 3-La Sexta y Telecinco-Cuatro) que maneja a sus anchas, dejando a TVE como un mero reducto manejado desde Moncloa para dar trabajo a sus amigos y con la puerta abierta a expedientes de reducción de empleo si fuesen necesarios en el caso de que las cuentas no cuadren. Y no cuadran, claro.

La carta de este empleado de TVE no deja lugar a dudas. Tras haber contrastado la denuncia que ha llegado a nuestras manos con otros empleados de la casa, nos hacemos eco de la misiva de este compañero, que pide mantener oculta su identidad por miedo a represalias. Invitamos a su lectura porque tiene enorme interés y, por supuesto, dejamos claro que compartimos sus denuncias. No queremos ser cómplices como otros medios de comunicación, cuyo silencio es deleznable. Ni ser comparsas como los actores en la ceremonia de los Goya, que tanto gritaron “No a la guerra” y en cambio no denuncian el saqueo de la televisión pública, pasando por alto la manifestación de más de 400 empleados de TVE a las puertas del Palacio de Congresos. Dicho queda. Alto y claro.

Artículos relacionados

TVE, la televisión pública más manipulada de la historia

España retrocede a la televisión de 1990

Los vídeos de la tele tradicional, los más vistos en You Tube

Telecinco y Antena 3 sufren caídas del EBITDA superiores al 70%

Sólo 1 de cada 10 hogares contrataría TDT de pago

(Fin del comunicado de los trabajadores).

¿Se corregirá algo?.  ¿A que no?.


Comparte!

Comments are closed.