VAMOS A CONTAR MENTIRAS

Comparte!

¿Hay alguien que, si es consciente, no esté harto ya de que le cuenten mentiras?. Las  mentiras se suceden  unas a otras sin parar en cualquiera de los campos de la vida hacia donde miremos. Fundamentalmente en política y anexos, claro. Pero también en el mundo social y en el de la cultura.

Ejemplo: «Gunther von Hagens inicia la venta libre de sus «plastinaciones». (Agencia EFE). En la noticia se dice que se ha abierto «el supermercado de la muerte para todo el que quiera comprar un cuerpo humano, un trozo solamente…  hay fragmentos de todos los precios … la oferta se ha ampliado al mundo  animal… aficionados a la pesca… o seguidores de la ornitología» Y finaliza diciendo el gran escándalo que esto ha supuesto en Alemania, (¡mentira!) donde «las distintas iglesias han reaccionado escandalizadas… anunciando que recurrirán ante la justicia para exigir su cierre» (del «supermercado de la muerte»). La nota es reproducida y ampliada en muchos periódicos y publicaciones de España.

Desde Berlín a Goben hay unas dos horas de carretera. Goben es un pueblo dividido en dos por el río Oder. Es precioso, tranquilo, y pertenece a dos países. La  mitad de acá (Goben propiamente dicho), es alemán. La otra mitad, Gobin, es polaca. Esas cosas que tiene el poner fronteras donde caiga. Bien, en Goben, en la parte alemana, en un complejo que en otros tiempos fué una gran fábrica, se encuentra ese «supermercado de la muerte».  Quizás alguno no recuerde quién es exactamente Gunther von Hagens, pero con estas fotos que pongo a continuación, lo van a recordar enseguida, porque con sus obras allá donde ha ido se ha montado el escándalo y la polémica. En España también, claro. Vean.

gunther-von-hagens-3-el-fumador.jpg

«El fumador»  observado por visitantes en el museo de Goben

gunther-von-hagens-1.jpg

Gunther von Hagens junto a una de sus obras

Más de 25 millones de personas han visto hasta ahora sus trabajos. Entrar en el «santuario» donde se exhiben y «perpetran» las plastinaciones de cadáveres, los laminados de cuerpos, el taller donde se explican los procedimientos que se siguen para obtener estos resultados, resulta fascinante. No da asco, no es repulsivo, no es degradante para los cadáveres expuestos. Yo diría que es un centro didáctico, donde se puede aprender mucho sobre cómo somos por dentro: músculos, tendones, huesos, sistema reproductivo, sistema nervioso, riego sanguíneo… todo lo que antes no se había visto de nuestro propio cuerpo (salvo esqueletos de plástico, quizás). En la zona dedicada a la enseñanza, hay una parte en que  todo tiene un precio colgando. ¡Luego era verdad lo que nos habían contado que aquello estaba abierto a cualquier comprador que quiera tener morbosamente un cadáver en su casa!. ¿Era verdad?. ¿Seguro?. Pues no. Era mentira. O verdad con importantísimas, delicadas y fundamentales puntualizaciones y aclaraciones. Cuando se ven los precios de cada «artículo»  unos tienen un punto rojo y otros un punto verde. Dato fundamental, nos explican. Los que tienen el punto rojo -que son TODOS los cadáveres, partes de cuerpos humanos y todo lo que tenga que ver con su anatomía e interioridades- SOLO están destinados a la venta de instituciones de enseñanza, como universidades, facultades de medicina, etc, para mostrar de una forma que no se había podido ver hasta ahora todos y cada uno de los elementos que componen nuestro ser. El resto, plastinaciones de animalitos, peces, patos, gallos etc, se lo puede usted llevar a su casa y mostrárselo a sus amigos como cualquier obra de arte, a cambio de unos cuantos euros (de pocos cientos a varios miles).  Por lo tanto, nos habían mentido en la información o no nos habían contado todo. ¿Por qué?. Por aquello de que la realidad no te estropee un buen titular. O, igual de mal, porque no se molestaron en contrastar y documentarse bien a la hora de dar una información. Nos engañan. Constatado.  Y, para finalizar, aclarar que hay piezas de «exposición» que no se venden. Que son algunas piezas de  lo que vemos allí y lo que anda de forma itinerante por el mundo entero.

A otra cosa, mariposa.

barco-apresado-por-israel-vigilado-en-ashod-efe.jpg

Uno de los seis barcos del movimiento «Free Gaza», detenido en el puerto de Asdhod y vigilado por soldados israelíes. Foto EFE.

Ahora, una gran mentira que nos han contado y siguen contando: la de Israel defendiéndose de los peligrosos terroristas que iban camuflados a bordo de la «Flotilla Libertad» como si tratasen de hacer una excursión inocente y humanitaria a Gaza. Tres de esos «terroristas» -que según dicen ellos mismos fueron tratados como tales por las autoridades israelíes- son españoles. Ahora que ya están en casa -gracias a las negociaciones de Turquía con Israel, por cierto y no gracias a gestiones del gobierno español- han podido soltar la lengua y cantar las verdades del barquero. En todas las grandes ciudades del mundo occidental, se han sucedido las manifestaciones de protesta por los nueve muertos y múltiples heridos causados por militares de Israel que abordaron la «Flotilla libertad» en aguas internacionales y se liaron a tiros con los ocupantes.

espana-concentracion-enti-israel-foto-laila-muharram.jpg

Protestas en España por los muertos y heridos de la «Flotilla Libertad» a manos del ejército israelí. Foto Laila Muharram.

Como muestra de que fueron atacados, han enseñado al mundo un vídeo en el que se ve a soldados descolgándose de helicópteros y unos cuantos palos en la semipenumbra que les dan con ganas. Incluso se ve como entre varios echan a un soldado al mar. Pero se olvidaron de quitar el sonido directo del vídeo en cuestión y se oye perfectamente, en cuanto bajan los dos primeros soldados, los tiros de sus armas. O sea, que nos han mentido. Los soldados fueron a lo que fueron y, como tienen por costumbre los israelíes y sus gobiernos, se saltaron todos los tratados y acuerdos habidos y por haber. Estaban en aguas internacionales. Luego ¿quiénes son esos soldados para atacar a ningún barco fuera de sus aguas jurisdicionales?. Lo de que eran terroristas camuflados, otra mentira para justificar el injustificable asalto. Lo de los palos ¿qué puedo decir?. Si yo me veo atacada, sobre todo en zona libre, y tengo un palo,  seguro que lo saco para intentar defenderme del agresor.   Intento vano, porque, ante las metralletas o subfusiles o lo que fueran (afortunudamanete no entiendo de armas), no hay palo que se resista. Nos han mentido los políticos y militares israelíes. En el vídeo proporcionado por ellos, se ve que la fuerza de las armas acaba con la «resistencia terrorista». Y en vídeo proporcionado por los viajeros del barco «Mavi Marmara», se ve confusión, miedo, heridos y sangre por el suelo. De ellos, no de los invasores. Por cierto que, para no ocultar detalles, hay que decir que en la flotilla viajaban miembros de la «Coalición de la Flotilla de la Libertad» (organizadora) compuesta por el «Movimiento Gaza Libre», «Campaña europea para acabar con el asedio a Gaza», la organización turca «Insani Yardim Vafki», la griega «Barco a Gaza» y la sueca «Barco a Gaza» así como el «Comité internacional para el levantamiento del asedio a Gaza». Dieciseis diputados de diferentes países, 60 periodistas, artistas, activistas de los derechos humanos, maestros, médicos, palestinos e incluso niños era , según parece, parte de la comitiva. ¿Dónde los terroristas?. Mentira.  ¿Qué llevaban?. Según la organización, comida, juguetes, material médico, ropa, casas prefabricadas y cemento. Según Israel, armas para repeler el abordaje. Alguna de esas armas las enseñan en el vídeo que he mencionado antes y muestra Israel: una navaja como de monte o de hoja corta en cualquier caso. Mienten: si hubiese armas a porrillo estaríamos de ver esas imágenes hasta el gorro. Pero todo se reducía a eso. Palos en penumbra y un primer plano de una navaja.

Y no sirve como excusa la que esgrimen en occidente de que Israel es el único país de Oriente Medio que es democrático. ¿Desde cuando asesinatos, expropiaciones de la tierra con las armas, robos, asaltos, terrorismo de estado, crímenes de la población civil en bombardeos selectivos es parte de la Democracia, a pesar de que haya elecciones en ese país?.

manifa-en-barcelona-por-las-detenciones-de-flotilla-de-la-libertad-foto-fab-llanos.jpg

Manifestación en Barcelona por los detenidos españoles y los muertos y heridos en el ataque a la «Flotilla de la Libertad» por el ejército israelí. Foto Fab Llanos.

¿Cual es la causa de tanto ataque?. Que el gobierno de la franja de Gaza está en manos de la organización Hamas, considerada terrorista por Israel y buena parte de gobiernos occidentales, especialmente USA. Eso, justifica (para ellos) el cerco de Israel a Gaza y el considerarlo «perfectamente legal». Después de robar los territorios a los palestinos, además se arrogan el derecho a controlarlos, cercarlos, robarles el agua (altos el Golan, de lo que ya nadie habla), reducirlos a la miseria y a la desesperación. ¿Que de estas situaciones salen elementos terroristas?. Claro, lamentablemente. Pero ¿quiénes propician su existencia, quienes ponen las condiciones de vida ultrajada para que esto ocurra?. Estoy imaginando mucho político -y no solo de Israel- que intenta lavarse las manos como si esto no fuese con ellos. Pues sí, va con ellos. Y mienten mientras se lavan las manos.

Benjamín Netanyahu, primer ministro de Israel ha dicho la siguiente sandez: «Este no era un barco del amor, era el barco del odio». Aclaraciones ante la presión internacional de que no quisieron ser revisados en un puerto israelí (Asdhod) para comprobar la carga. Evidente. La «Flotilla de la Libertad» no reconoce la legitimidad de Israel para establecer el cerco a Gaza, prohibir la entrada y salida libre de personas, barcos y mercancías. Y, por supuesto, buscan romper el bloqueo de Gaza ante el abuso de las fuerzas israelíes.

Nuevas noticias, dicen que el «Rachel Corrie», un barco irlandés que iba a ser el séptimo de la «Flotilla de la Libertad», pero se retrasó e intentó romper el cerco de Gaza dias después, ha sido detenido. Gracias al escándalo internacional, esta vez no ha habido muertos ni asaltos en aguas internacionales. Esta vez, parece que los componentes del barco eran «menos terroristas»  o que las fuerzas y el gobierno de Israel estaban más «acongojados». Fueron detenidos a 30 kilómetros de la costa, fueron desviados al puerto de Asdhod. Entre los ocupantes del barco, estaba la premio Nobel de la Paz Mairead Corrigan MacGuire, activista por la paz, junto a otros 11 irlandeses y malayos. Netanyahu ha dicho que esta es la diferencia de trato cuando se trata de barcos llenos de odio mandados por «violentos terroristas extremistas turcos o de activistas pacíficos». Más mentiras.

barco-rachel-corrie-ultimo-en-llegar-a-gaza.jpg

El barco «Rachel Corrie» que fué apresado y posteriormente liberado por el ejército israelí, una vez incautada parte de la carga de ayuda destinada al pueblo  palestino de Gaza.

Por cierto: al Rachel Corrie, -barco que lleva el nombre de una universitaria de USA muerta en 2003 por un tanque israelí que le pasó por encima mientras protestaba por la demolición sistemática de viviendas en la franja de Gaza-, los soldados y autoridades israelíes les han robado el cemento que transportaban con la excusa de que no era para construir las casas que derruyen ellos con bombardeos «selectivos», sino para construir bunkers que sirvan de refugio a los terroristas de Hamas. Más mentiras.

Menos mal que, por esta vez, Benedicto XVI, en su corto viaje a Chipre, ha sido muy claro en sus declaraciones. Una de sus «perlas»: «El pueblo palestino tiene derecho a una patria soberana en las tierras de sus antepasados». Y otra más: «La ocupación israelí es una injusticia política impuesta a los palestinos». Por si alguien no lo tenía claro.

el-papa-en-chipre-condena-ocupacion-israeli.jpg

Benedicto XVI durante un acto religioso en su visita a Chipre, en el que hizo declaraciones en favor del derecho soberano de los palestinos a sus tierras.

A pesar de esta última acotación, ya lo saben: «miente, miente, que algo queda». El eslógan secreto  para políticos, medios de comunicación, ejércitos y demás entes donde aniden  gentes sin  escrúpulos. Otro día hablaremos del gobierno.


Comparte!

One Response to “VAMOS A CONTAR MENTIRAS

  • Ya sabes que en nuestra profesión la manipulación se hace de mil maneras, a veces incluso con una verdad utilizada de forma oportunista para encubrir cosas más importantes.
    Mienten siempre, incluso cuando reconocen una pequeña responsabilidad, para encubrir acciones que podríamos denominar directamente como «canalladas».
    Estoy contigo en todos los ejemplos, algunos tan vergonzantes y descarados que no pueden engañar a nadie.
    Sin embargo, tienen el poder…
    Un abrazo Camino