¿CON UN CANTO EN LOS DIENTES?

Comparte!

Ya han termiando las reuniones de los tipos del G8. Los que protestaban se vuelven a sus casa o países de origen, mientras los señores del planeta acuerdan, entre otras cosas dar unas migajas al mundo negro. África tendrá a lo largo de los próximos años una limosna de 60 mil millones de dólares para irse lamiendo las llagas de la lepra, la malaria, el sida, el hambre, la sed, las moscas y los gusanos, Y los G8 se quedan con la sensación del deber cumplido: los africanos se pueden dar con un canto en los dientes… sobre todo aquellos corruptos, gobiernos de serviles, dictadores ya enriquecidos por los que ahora les pondrán en la mano todo ese dinero. «No des un pez a un hambriento, enséñale a pescar». O sea, crea puestos de trabajo en sus países, lleva allí industria no contaminante, prepara a sus gentes para que puedan tener una vida digna con un trabajo digno, lleva agua a donde no la hay para que puedan cultivar y comer, dales dignidad, escuelas, universidades, talleres, ayúdales a desarrollarse a todos esos países que mueren de miseria, aunque algunos de ellos sean (paradojas donde las haya) inmensamente ricos: por sus tierras, sus piedras preciosas, sus yacimientos, sus posibilidades turísticas, sus gentes…

Con otro canto en los dientes se deben estar dando una pila grande de personas al entrar Arnaldo Otegi en la cárcel por hacer apología del terrorismo en el aniversario de la muerte de José Miguel Beñaran («Argala») asesinado en Anglet (Francia), por enviados parapoliciales españoles el 21 de diciembre del 78. 15 meses en Martutene, salvo visitas a las cárceles próximas a Madrid por comparecencias necesarias ante los jueces. 15 meses que tendrán que cumplirse íntegramente en chirona, en aplicación de las nuevas leyes contra el terrorismo, que no contemplan la reducción de penas.

Espero que, en vez de darse con un canto en los dientes, Rajoy se quede con tres palmos de narices cuando la semana próxima se encuentre con ZP en la Moncloa y, tal como han anunciado él y sus secuaces, exija al Presidente del Gobierno una serie de puntos. A saber: que se declaren ilegales porque sí a los 439 concejales de ANV que controlarán en el País Vasco y Navarra un total de 40 municipios. Ilegalizarlos a pesar de que el partido está legalizado y las listas iniciales de ANV ya fueron minuciosamente expurgadas por el propio gobierno. Segundo: que no se negocie con ETA, ni se vuelvan a hacer experimentos raros. Conviene aquí decir que dos de cada tres vascos opinan que el Gobierno debe entablar contactos con ETA y alrededores. El 90% de los vascos también piensan que el final de ETA debe ser dialogado. Y con estas cifras que dan las encuestas, me temo que, en el País Vasco, señor Rajoy y ad láteres, unos cuantos de los votantes del PP están dentro de los que quieren contactos y diálogo con ETA como el mejor sistema para llegar a la paz. Tercero: como consecuencia de lo anterior, el PP exije que se den órdenes al Fiscal General del Estado para que vaya contra ETA, haya un aumento de las penas, endurecer su situación en las cárceles y, como guindilla, derogar la resolución que aprobó el Congreso en su día para un final dialogado de la violencia. Así, en frío y sin suavizantes.

Con un canto en los dientes nos debemos dar -por lo visto- todos los españoles porque Iberia Líneas Aéreas y Spanair sólo pierden definitivamente 12 de cada mil maletas. Hay compañías que pierden mucha más como las líneas aéreas de Malta. Vaya mi mala suerte, porque a mí me han perdido maletas todas estas compañías, aunque tengo que reconocer que en Malta, además de perderlas, les dices dónde las han perdido y ni las reclaman como no intervenga el ministro del ramo. Y conste que hablo por propia experiencia. Con Iberia no necesitas llegar al ministro: ni la buscan. Te dan dos duros y ahí te las compongas.Así que lo dicho, con un canto en los dientes porque otras compañías muy serias como las de casi todo el resto de Europa y el mundo mundial, pierden un promedio de 15 maletas entre mil. Somos un país de viajeros afortunados.

Y me reitero en que somos un país de afortunados porque también nos podemos dar con un nuevo canto en los morros ya que España no aparece por ahora, entre los países que, en tiempos del pequeño Aznar (año 2001) fueron utilizados por su amigo Bush y la CIA para montar una serie de cárceles ilegales con presos sin derecho a nada estilo Guantánamo, Si que lo hicieron países como Polonia y Rumanía y se sospecha de Inglaterra, Alemania, Italia, Tailandia y Macedonia. Lo dice un informe del Consejo de Europa.

En fin, mirando todo esto en serio ¿es para darse con un canto en los dientes o no?. Yo, personalmente, estaría encantada de darle en los dientes, en los morros o en otros sitios con un buen pedrusco de esos que levantan en mi tierra a unos cuantos

Camino Ciordia


Comparte!

One Response to “¿CON UN CANTO EN LOS DIENTES?

  • J. C. Carrazón
    13 años ago

    Algunas razones

    Respecto de tu «canto en los dientes»:

    Por causas inesperadas el mes pasado he estado dos semanas en esa monstruosidad de país llamado China. ¿Que quiero contar mi viaje, -diréis-? Pues no. Sólo quiero apuntar una reunión, gigantesca reunión, entre dirigentes africanos y chinos; -no recuerdo el nombre de la cumbre a día de hoy-. La conclusión se puede resumir en que al haberse encontrado indicios petrolíferos en el Contiente Negro los chinos están muy «interesados» en echarles una mano. La magnitud del hecho es tal que las reservas mundiales aumentarían un 15% posponiendo el unos años más el fin de los minerales fósiles.

    Pensar a estas alturas que TODOS provenimos del contienente africano y todos estamos estrujando esa vaca anémica da vergüenza. Por cierto, si alguien aún conserva el hábito de la lectura, me atrevo a aconsejar «Guerras por los recursos: El futuro escenario del conflicto global». EL libro es un poco «antiguo» , (2001), lo cual da más valor aún al análisis que hace Michael T. Klare, su autor.

    Así pues, petróleo, agua y oxígeno para todos. Un saludo desde el metro cuadrado.